lunes, diciembre 15, 2008

CORRUPCION

Proto Comuna Caballito

                           Hechos. No palabras.

 

Estimad@s amig@s:

PEDIMOS LA RENUNCIA A LOS DIPUTADOS INVOLUCRADOS EN EL CASO DE CORRUPCION, FRAUDE Y BURLA INSTITUCIONAL OCURRIDO EN LA LEGISLATURA

Oscar Moscariello, Silvia Majdalani, Cristian Ritondo y Daniel Amoroso deben renunciar a sus cargos de diputados de la Ciudad,

Los cuatro publicamente aceptaron su participacion en un acto ilicito que claramente viola el reglamento de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires Y probablemente tambien sea punible de una sancion penal.

El Reglamento Interno de la Legislatura es la Ley que regula el funcionamiento de ese recinto (es sancionado mediante una Resolucion de la Legislatura), apartarse de el, su negacion, la ruptura de lo por el marcado. Es simplemente apartarse del marco legal establecido. Es sencillamente ILEGAL.

Ante todo es una falta total de Etica. Imperdonable a individuos elegidos para legislar sobre las necesidades de la Ciudad de Buenos Aires. No hay violaciones menores y violaciones mayores. Cuando se burla lo marcado por la Ley se entra en el plano de lo ilegal, sin atenuantes.

Los diputados Amoroso y Ritondo instigaron a los diputados Majdalani y Moscariello a la realizacion de un accionar claramente por fuera de lo normado. No importa el resultado de la votacion. No importa el acuerdo politico para la sancion de esa norma en particular. Lo trascendente es la relajacion de las normas y la inexistencia de mecanismos de control que impidan este tipo de fraudes a la comunidad.

Lamentablemente en los ultimos tiempos henos encontrado numerosas demostraciones de irregularidades en la Legislatura de la Ciudad.

En la presentacion del Jefe de Gabinete ante la Legislatura se relego la participacion de los bloques minoritarios y directamente no se contesto ninguna de las preguntas realizada por uno de ellos.

Asimismo y a modo de boton de muestra de lo que esta ocurriendo  les contamos que participamos de la Reunion de la Comision de Cultura de la Legislatura. realizada el pasado 2 de diciembre. En donde su Presidenta la diputada Ines Urdapilleta,  como el director de la misma demostraron o desconocer totalmente lo establecido por el Reglamento o incumplirlo de manera sistematica. Cuando le recordamos, despues de mas de 2 horas de irregularidades, a la señora diputada lo establecido por el Reglamento nos increpo de "provocadores profesionales".

Dos dias despues, en la bochornosa sesión del 4 de diciembre, la diputada presidenta de la Comision de Cultura fue la abanderada a la negativa de sancionar una Ley que protegiera el patrimonio arquitectonico, historico cultural de la Ciudad por 2 años. La diputada Urdapilleta viola el reglamento y se opone a la preservacion cultural.

La gravedad instutucional que estos hechos ameritan nos lleva a pedir la renuncia de los diputados involucrados a sus bancas. Y la renuncia de la diputada Urdapilleta a la presidencia de la Comision de Cultura.

 

Lic. Gustavo Desplats

Proto Comuna Caballito

 

Informes: 4903-7444 15-4163-5901

domingo, diciembre 07, 2008

Vino Urdapilleta y mandó parar

Este jueves la Legislatura porteña votó la prórroga de la Emergencia Patrimonial por un año. Fue raro, porque el Ejecutivo quería extenderla a toda la ciudad y por dos años. Pero la presidenta de Cultura se enojó, bloqueó la votación y dejó al patrimonio expuesto.

Por Sergio Kiernan

En cosa de días se vencía la ley 2548, aquella que protegía el patrimonio edificado en el gran polígono inventado por Ibarra-Telerman para ver si la Unesco lo compraba como Paisaje Cultural. Esta ley de la diputada Teresa de Anchorena, CC, presidenta de la Comisión de Patrimonio, logró que no se pudiera demoler ningún edificio construido en esa zona antes de 1941 sin permiso especial del Consejo Asesor de Asuntos Patrimoniales, CAAP. En concreto, este sistema de emergencia invertía el actual sistema de protección, creado para que no se proteja nada, que deja todo el trabajo a cargo del que quiere preservar y exige una doble votación. Los edificios abarcados por la 2548 pueden ser demolidos, pero el trámite lo tiene que hacer el que quiere destruirlos.

Este cambio tan sencillo tuvo resultados brillantes. Se protegió una mayoría de los edificios a los que se les pidió la guillotina y se avanzó mucho en compilar un catálogo completo de todo lo valioso de la amplia zona. El problema es que todo esto tenía validez de apenas un año y se limitaba a una zona urbana, básicamente la costa porteña.

Anchorena venía trabajando estas semanas con gran preocupación para prorrogar la ley por un año. Su gran argumento era la evidente y abierta movilización de los vecinos, y la politización del patrimonio, que ya permite perder y ganar votos. Será por eso que mientras Daniel Chaín, ministro de Desarrollo Urbano, buscaba maneras de tumbar la ley y evitar futuras protecciones, alguien en el Ejecutivo se acordó de que en esta vida hay que hacer política y no lobbies profesionales.

Por eso fue una bomba que este miércoles el Ministerio de Desarrollo Urbano, el mismo de Chaín, emitiera un comunicado que parecía redactado por Basta de Demoler: “El Ejecutivo porteño busca ampliar la Ley de Preservación Patrimonial. El Ministerio de Desarrollo Urbano informa que se ha decidido elevar a la Legislatura porteña el proyecto de ampliación de la aplicación de la Ley de Promoción Especial de Preservación Patrimonial (2548) a toda la Ciudad de Buenos Aires hasta diciembre de 2010. El motivo de la resolución se basa en la consideración de que en dos años, a través de la Dirección General de Interpretación Urbanística perteneciente a la Subsecretaría de Planeamiento y del Consejo Asesor de Asuntos Patrimoniales se podrá tener un relevamiento de inmuebles para poder llegar a conformar el padrón único de edificios catalogados”.

Esto es exactamente lo que casi se vota el jueves a la noche. El diputado Patricio Distefano, PRO, se encargó de anunciar al plenario que el Ejecutivo había mandado una modificación a la prórroga. Hubo cierto chacoteo porque Distefano, un diputado sensible a la agenda patrimonial, elogió al Ejecutivo por su iniciativa. Sus colegas le recordaron que se estaba prorrogando un proyecto de Anchorena, que no pertenece al oficialismo. Pero esto fue menor y la cuestión fue incluida en la agenda.

Pero cuando tocó la hora de debatirla y votarla, surgió la sorpresa. La diputada Inés Urdapilleta, FpV, se opuso cerradamente al tratamiento y al voto, explicando que a ella nadie la había consultado. La sesión pasó a un breve cuarto intermedio, pero no hubo caso en convencer a la diputada para que se bajara de su ataque de vedetismo. Lo más notable es que esta muestra de oscurantismo cultural fue dada por alguien que preside la Comisión de Cultura de la Legislatura. Su bloque amenazó con no votar otras leyes que se trataban más tarde y Urdapilleta se salió con la suya.

Gracias a esta diputada, el patrimonio porteño sigue desprotegido y los que quieren demoler pueden seguir haciendo negocio. Lo único que la presidenta de “Cultura” aceptó fue que se votara el proyecto original, que renueva la 2548 por un año. Distefano estaba indignado, consciente de la fragilidad de los consensos para votar leyes como ésta.

Berdichevsky, lobista

El ministro Chaín, a todo esto, se quedó en una posición de lo más extraña. El hombre tiene un genio político notable en la invención de opositores al gobierno al que pertenece. Esto lo hace arrancando obras que siempre resultan en lo mismo, barrios enteros que se organizan para detenerlas y preservar sus empedrados, y amparos para frenar ilegalidades como asfaltar San Telmo. Pero Chaín sí sabe hacer bien ciertas cosas. Una es lobby: el mes pasado enganchó al CPAU para que se oponga a la iniciativa de los 50 años de Anchorena. Fue casi cómico: apenas el CPAU entró por el aro, lo dejó colgado del pincel tomando la posición exactamente contraria a la que les vendió. Un troesma.

En noviembre, Chaín tuvo una reunión muy amiga con el Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo, que representa la matrícula obligatoria de la profesión. El ministro y sus funcionarios Guillermo García Fahler, Héctor Lostri y Antonio Ledesma fueron recibidos por los arquitectos Carlos Berdichevsky y Emilio Rivoira, presidente y secretario del Consejo, para hablar de las “dificultades” que enfrentan los arquitectos en este valle de lágrimas. Todos los presentes tenían bien arriba en el temario el asunto que les preocupa en particular, el de la protección del patrimonio. Chaín pidió al Consejo que “envíe notas a los diputados expresando su oposición a dicho proyecto y que dé difusión a su postura entre la comunidad”. En particular, el ministro quería que el CPAU se opusiera a la ley de protección de edificios con más de 50 años que impulsa la diputada Teresa de Anchorena, presidenta de la Comisión de Patrimonio.

¿Qué hizo el bueno de Berdichevsky?

Increíble: hizo lo que el ministro le pedía...

Este martes llegó a la oficina de Anchorena una nota con membrete del CPAU y firmada por Berdichevsky y Rivoira afirmando que “este Consejo observa alarmado el crecimiento de organizaciones ciudadanas que enunciando una buena intención de proteger la identidad urbana de nuestra ciudad proponen el impulso de propuestas legislativas que implican un concepto de preservación inédito en el mundo”. Además de demostrar lo mal que escriben Berdichevsky y Rivoira, este párrafo muestra que viajan poco: el proyecto Anchorena es un porotito frente a cualquier legislación específica europea.

La carta continúa explicando que al CPAU no le molestan los parques temáticos, que para eso están las “valiosas” Areas de Protección Histórica. Luego, los autores se dedican a sangrar por la herida y dicen que “este Consejo advierte un reciente crecimiento de una corriente de opinión que ha identificado, particularmente en los medios, a la intervención de arquitectura contemporánea como un fenómeno, a priori, negativo y riesgoso vinculado a intereses espurios”. Sigue una defensa escolar, pero en lenguaje leido, de este tipo de intervenciones, y luego la Torre de Marfil: “Deberían comprender los ciudadanos que genuinamente se suman a proteger la identidad del pasado, que las obras que hacemos hoy serán el patrimonio del futuro y que nuestro acervo urbano cultural y ambiental debe ser dinámico”. Esto es, dejen la arquitectura a los arquitectos, que ustedes no saben nada.

En la Legislatura leían casi divertidos esta carta, que constituye un caso de lobby bastante torpe, preguntándose si los directivos del CPAU realmente se daban cuenta de en qué estaban metiendo a su institución. El asombro aumentó exponencialmente el miércoles, cuando llegó un segundo texto, el comunicado de Chaín anunciando que el gobierno impulsaba renovar la ley de protección, la ampliaba a toda la ciudad y le daba dos años.

¿Y Berdichevsky? El arquitecto acaba de hacer un gran aporte a la lógica matemática con un teorema que dice que si se toma la carta del CPAU, se le suma el comunicado de Chaín y se divide todo por la votación del jueves, el resultado es que Berdichevsky queda pagando como una cierta criatura a cuadros. Quod erat demonstratum.

sábado, noviembre 29, 2008

Proto Comuna Caballito

                           Hechos. No palabras.

 

Estimad@s amig@s:

El próximo martes 2, a las 16hs en la sala Jauretche de la Legislatura de la Ciudad, Peru 160. Se  tratara en la Comisión de Cultura el proyecto presentado por la Diputada Anchorena para prorrogar la Ley 2548. Esta norma es la unica que protege cerca de 2.500 edificaciones de alto valor patrimonial en la Ciudad de Buenos Aires. Si la Legislatura no prorroga la vigencia de esta Ley nada impedira la destruccion de lo mas selecto de nuestra historia patrimonial, de nuestra cultura. En definitiva la esencia de nuestra porteñidad.

Nueva York tiene mas de 30.000 edificaciones protegidas, Rio de Janeiro, mas de 15.000. Nuestra querida Buenos Aires solo estos 2.500. Mientras siga en vigencia esta normativa. Menos de un mes.

Tal cual lo expresamos en el documento presentado al Ing. Macri y a los 60 legisladores de la Ciudad hace dos semanas. La organizacion interbarrial "Los Barrios", que aglutina a mas de 54 ONGs de 21 barrios diferentes solicita, entre otra varias, la aprobacion de esta norma.

Los invitamos a asistir a la reunión para apoyar esta iniciativa.

 

Lic. Gustavo Desplats

Proto Comuna Caballito

 

Informes: 4903-7444 15-4163-5901

 

 Envio de correo SOLO a   protocomunacaballito@yahoo.com

                       Blogs   www.caballitocolapsa.blogspot.com

         VIDEOS http://www.youtube.com/prensacaballito 

 

  Vecinos y ONGs de Almagro , Boedo, Caballito, Parque Chacabuco, Flores, Floresta, Villa Luro, Liniers, Versailles, Mataderos, La Boca, San Telmo, Barracas, Recoleta, Palermo, Coghlan, Devoto, Villa Urquza, Villa Pueyrredon, Saavedra, Villa Crespo y Parque Patricios Participan de "Los Barrios"

 

Participan:

AMIGOS ESCUELA TALLER DE RESTAURACIÓN - ASAMBLEA PLAZA DORREGO SAN TELMO – ASOCIACIÓN ARGENTINA DE ABOGADOS AMBIENTALISTAS - ASOCIACIÓN VECINAL LAGO PACÍFICO - ASOCIACIÓN VECINOS DE CABALLITO NORTE – ASOCIACIÓN VECINOS DE PLAZA ITALIA - ASOCIACIÓN VECINOS DE PLAZA LAS HERAS – BASTA DE DEMOLER - CABALLITO UNIDO MEDIOAMBIENTAL - COMUNIDAD SOLIDARIA DE CABALLITO - COORDINADORA EN DEFENSA DEL USO PÚBLICO DE LAS TIERRAS Y LOS EX TALLERES FERROVIARIOS DE LINIERS - COORDINADORA LINIERS, MATADEROS, VILLA LURO, VERSAILLES - HORNEROS FLORES - HUERTA ORGAZMICA DE CABALLITO - PALERMO DESPIERTA – PROTEGER BARRACAS - PROTO COMUNA CABALLITO – QUEREMOS BUENOS AIRES – SAN TELMO PRESERVA - SALVAR A FLORESTA – SOCIEDAD DE FOMENTO DE PALERMO VIEJO -  COMUNArte Espacio social y cultural (Boedo), Centro rodolfo Puiggrós (Alamgro) - Espacio Intercomunal Comunas Ya - Espacio Asambleario Parque Patricio - Asoc. Civil Amigos de la Estación Coghlan - Asociación de Trabajadores de la Salud del Hospital Penna - Comisión de Vecinos de la calle Irala y Adyacencias, Saavedra por la Ecologia, Juntos por Parque Chacabuco, Junta de Estudios Históricos de Villa Crespo - SIGUEN LAS FIRMAS

sábado, noviembre 15, 2008

MOVILIZACIÓN DE VECINOS Y ONGs EN RECHAZO DE LA CONSTRUCCIÓN INDISCRIMINADA DE TORRES, DESTRUCCIÓN DEL PATRIMONIO Y FALTA DE ESPACIOS VERDES




 

En un hecho histórico e inédito, por primera vez vecinos de distintos barrios y organizaciones de la sociedad civil decidieron confluir en un espacio común de reclamo a las autoridades ante una problemática que se profundiza día a día en la Ciudad de Buenos Aires: construcción indiscriminada de edificios y torres, destrucción del patrimonio arquitectónico, histórico y cultural y falta de espacios verdes. 

 

Barrios tradicionales de Buenos Aires como San Telmo, Barracas, Caballito, Recoleta, Floresta o Palermo están siendo afectados por la ausencia de políticas públicas claras que impidan la alteración de la fisonomía e identidades barriales y que protejan el patrimonio urbano que aún conserva la Ciudad. Además, Buenos Aires tiene hoy 4,7 mts. cuadrados de espacios verdes por persona cuando la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) recomienda de 10 a 15 mts. cuadrados por persona. O sea que no tenemos ni siquiera la mitad de lo recomendable. 

 

Los vecinos y organizaciones congregados en este nuevo espacio interbarrial presentarán un documento consensuado a todas las autoridades electas de la Ciudad de Buenos Aires, es decir, a los 60 legisladores y al Jefe de Gobierno, esperando que cada uno de ellos responda y brinde su posición frente a la problemática que se plantea y sus posibles soluciones.

 

Con la firma de más de 45 organizaciones de la Ciudad - entre las que se encuentran la Asamblea Plaza Dorrego de San Telmo, Basta de Demoler, Coordinadora en Defensa del Uso Público de las Tierras y los ex Talleres Ferroviarios de Liniers, Palermo Despierta, Proteger Barracas, Proto Comuna Caballito, Salvar a Floresta y San Telmo Preserva -, y la adhesión de otras 15 de la provincia de Buenos Aires, el documento no sólo rechaza las políticas de destrucción de la calidad de vida y del patrimonio urbano de la Ciudad sino que también señala los requerimientos vecinales.

 

Convocamos a acompañar y participar del primer acto público que realizaremos en la puerta de entrada de la sede de Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, sita en Perú 160, el miércoles 19 de noviembre a las 19:30 hs.

 

El documento entregado señala entre otras cosas que: "Hoy, el aumento de la construcción destroza nuestra ciudad como nunca antes. Su crecimiento asimétrico densifica de manera desmedida algunas zonas, mientras que en otras, la construcción es prácticamente nula. En los últimos 6 años el 48% del total construido en la Ciudad de Buenos Aires es vivienda "Premium" o "Lujosa" mientras que, según las estadísticas, menos del 20% de la población estaría en condiciones de adquirir ese tipo de inmuebles. En ese período se pidieron permisos de obras por más de 10 millones de metros cuadrados para una Ciudad que no modificó sustancialmente su población desde 1945, hace ya 63 años. Paralelamente, más del 95% del patrimonio arquitectónico que aún conserva la Ciudad se encuentra desprotegido y en peligro inminente de demolición debido a la ausencia de políticas públicas que contemplen su protección. De esta forma, nuestro patrimonio urbano queda librado a la ley de la oferta y la demanda del mercado inmobiliario que lo reduce al irrisorio valor del lote que ocupa. Adoquinado, monumentos y mobiliario urbano suman a su falta de conservación obras de desmantelamiento inéditas producto de políticas erráticas e inconsultas, cuestionadas por vecinos y técnicos. Estas obras, aún en curso, han llegado a afectar el casco histórico de la Ciudad y repercuten negativamente en potenciales zonas de protección provocando un daño irreparable a su identidad".    

 

Contactos: Santiago Pusso (Basta de Demoler) 15-6434-9730; Pablo Guilmot (Palermo Despierta) 15-5982-2707; Gustavo Desplats (Proto Comuna Caballito) 15-4163-5901; Patricia Barral (San Telmo Preserva) 15-4029-8107.

DEMANDA DE LOS VECINOS DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES AL JEFE DE GOBIERNO Y A LOS 60 LEGISLADORES


 

Vecinos de distintos barrios y organizaciones de la sociedad civil hemos decidido confluir en un espacio común de reclamo a las autoridades ante una problemática que se profundiza día a día en la Ciudad de Buenos Aires: construcción indiscriminada de edificios y torres, destrucción del patrimonio arquitectónico y falta de espacios verdes. 

 

Hoy, el aumento de la construcción destroza nuestra ciudad como nunca antes. Su crecimiento asimétrico densifica de manera desmedida algunas zonas, mientras que en otras, la construcción es prácticamente nula. En los últimos 6 años el 48% del total construido en la Ciudad de Buenos Aires es vivienda "Premium" o "Lujosa" mientras que, según las estadísticas, menos del 20% de la población estaría en condiciones de adquirir ese tipo de inmuebles. En ese período se pidieron permisos de obras por más de 10 millones de metros cuadrados para una Ciudad que no modificó sustancialmente su población desde 1945, hace ya 63 años.

 

Paralelamente, más del 95% del patrimonio arquitectónico que aún conserva la Ciudad se encuentra desprotegido y en peligro inminente de demolición debido a la ausencia de políticas públicas que contemplen su protección. De esta forma, nuestro patrimonio urbano queda librado a la ley de la oferta y la demanda del mercado inmobiliario que lo reduce al irrisorio valor del lote que ocupa. Adoquinado, monumentos y mobiliario urbano suman a su falta de conservación obras de desmantelamiento inéditas producto de políticas erráticas e inconsultas, cuestionadas por vecinos y técnicos. Estas obras, aún en curso, han llegado a afectar el casco histórico de la Ciudad y repercuten negativamente en potenciales zonas de protección provocando un daño irreparable a su identidad.   

 

Corresponde preguntarnos: ¿Todo esto es bueno para la Ciudad? ¿Es razonable demoler el tejido urbano existente para construir edificios? ¿Es válido forzar el desplazamiento de los vecinos del entorno barrial que eligieron, en muchos casos, durante toda su vida? ¿Corresponde que pueda demolerse cualquier construcción sin importar su valor patrimonial?

 

En resumen: ¿Es justo construir en detrimento de sus vecinos, su calidad de vida y su historia? ¿Acaso nos preguntaron? ¿Para quién y para qué se construyó estos años? En barrios como Palermo y Caballito el monto necesario para el acceso a la vivienda se multiplicó por 8 en los últimos 6 años. Por su parte, el barrio de Barracas experimenta en 2008 la triplicación de la superficie autorizada para construir en altura respecto de 2007, ocasionando la pérdida irreparable de edificaciones de interés patrimonial y paulatinamente su carácter de barrio fundacional de la ciudad.

 

Lamentablemente, toda la problemática denunciada no aparece contemplada en el proyecto de Plan Urbano Ambiental (PUA), actualmente en tratamiento y discusión en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

 

¿Quién gana?

 

Lo claro es que quienes perdemos somos todos los vecinos.

 

RECHAZAMOS

 

1) La construcción indiscriminada de edificios y torres en barrios de casas bajas y en barrios de alta densidad de población porque afecta la identidad y la fisonomía barrial, genera el colapso de los servicios públicos y de la infraestructura, del tránsito automotor y peatonal, ocasiona contaminación visual y sonora, incrementa la impermeabilidad de los suelos agravando la magnitud de las inundaciones, vulnera el derecho a la privacidad y obstaculiza la luz solar a los linderos debido a las alturas importantes de los proyectos que finalmente restringen el acceso a bienes públicos básicos, con el consiguiente deterioro irreparable y progresivo de la calidad de vida de cientos de vecinos. En síntesis, porque los barrios residenciales dejan de ser tales para convertirse en áreas densamente pobladas y, de esta manera, zonas enteras de casas bajas con ricos y emblemáticos perfiles edilicios dejan de ser reconocibles viéndose alteradas por edificios en altura de dudoso valor arquitectónico que destruyen su identidad.

 

2) La destrucción y demolición de inmuebles públicos y privados con valor patrimonial, cultural e histórico porque forman parte del patrimonio arquitectónico de la Ciudad de Buenos Aires, les dan identidad a los barrios y a la Ciudad, manteniendo viva su evolución histórica.

 

3) La eliminación o alteración de bienes públicos urbanos distintivos de la Ciudad de Buenos aires, como su adoquinado histórico presente solamente en el 15% de su superficie.

 

4) La cesión o venta de espacios públicos para la concreción de proyectos inmobiliarios o para la construcción de establecimientos comerciales (shopings, estadios, centros de entretenimientos, etc.).

 

5) La escasa o nula participación vecinal en la definición y planificación de normas y  políticas públicas que afectan directamente la fisonomía, identidad y patrimonio de nuestros barrios.

 

PROPONEMOS

 

1) La inmediata rezonificación de aquellas zonas de casas bajas y de alta densidad poblacional donde se están construyendo indiscriminadamente edificios y torres.

 

2) La inmediata catalogación legislativa de aquellos inmuebles que tienen valor patrimonial y la creación de Áreas de Protección Histórica (APH) y de Arquitectura Especial (AE) en las zonas que así lo requieran. 

 

3) La simplificación y agilización de trámites y procesos normativos de catalogación edilicia a fin de ponerlos al alcance de los vecinos y de sus asociaciones.

 

4) La inmediata prórroga de la Ley 2548 de “Promoción Especial de Protección Patrimonial” y la sanción de leyes y normas reglamentarias que garanticen una protección preventiva de todos aquellos inmuebles de propiedad pública o privada cuya fecha de construcción o de registro sea de una antigüedad de cincuenta (50) años o más.

 

5) La inmediata sanción y promulgación del proyecto de ley que declara la Emergencia Urbano- Ambiental en la Ciudad de Buenos Aires, actualmente sin tratamiento en la Legislatura.

 

6) La transformación en espacios verdes de libre acceso de la totalidad de los terrenos de dominio público existentes con el objeto de alcanzar el requerimiento mínimo de 10 metros cuadrados de espacio verde urbano por habitante establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS); con excepción de aquéllos habitados por personas en situación de emergencia habitacional, a quienes deberá garantizarse el cumplimiento de la Constitución Nacional y de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires.

 

7) La planificación consensuada entre el Gobierno Nacional, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, organizaciones sociales y vecinos sobre el destino de los espacios públicos existentes en la Capital Federal que al día de hoy se encuentran inutilizados.

 

8) Acceso público e ilimitado a la totalidad de la información relativa al otorgamiento de permisos de obra y/o permisos especiales de habilitación para determinados establecimientos comerciales.

 

Esperamos respuesta

 

AMIGOS ESCUELA TALLER DE RESTAURACIÓN - ASAMBLEA PLAZA DORREGO SAN TELMO – ASOCIACIÓN ARGENTINA DE ABOGADOS AMBIENTALISTAS - ASOCIACIÓN VECINAL LAGO PACÍFICO - ASOCIACIÓN VECINOS DE CABALLITO NORTE – ASOCIACIÓN VECINOS DE PLAZA ITALIA - ASOCIACIÓN VECINOS DE PLAZA LAS HERAS – BASTA DE DEMOLER - CABALLITO UNIDO MEDIOAMBIENTAL - COMUNIDAD SOLIDARIA DE CABALLITO - COORDINADORA EN DEFENSA DEL USO PÚBLICO DE LAS TIERRAS Y LOS EX TALLERES FERROVIARIOS DE LINIERS - COORDINADORA LINIERS, MATADEROS, VILLA LURO, VERSAILLES - HORNEROS FLORES - HUERTA ORGAZMICA DE CABALLITO - PALERMO DESPIERTA – PROTEGER BARRACAS - PROTO COMUNA CABALLITO – QUEREMOS BUENOS AIRES – SAN TELMO PRESERVA - SALVAR A FLORESTA – SOCIEDAD DE FOMENTO DE PALERMO VIEJO - SIGUEN LAS FIRMAS

jueves, noviembre 13, 2008

El macrismo clausura la Mesa de Dialogo y Consenso de Caballito. Los vecinos van a la Justicia

En una clara demostracion del doble discurso que impera en la administracion macrista el ejecutivo de la Ciudad envio en el dia de ayer una comunicacion por correo electronico a los vecinos y organizaciones que concurrimos a esta instancia de participàcion anunciando que las reuniones quedan "momentáneamente suspendidas". Es importante recordar que el Arquitecto Hector Lostri, subsecretario de Planeamiento de la Ciudad, dejo esperando a los vecinos tres encuentros consecutivos. Y que a la ultima reunion, en la que debia participar el Arq. Chain, ministro de Planeamiento de la Ciudad, directamente no concurrio funcionario alguno Ni siquiera los administrativos que acondicionaban las instalaciones y tomaban nota de las actas. Este total desprecio por la opinion de los vecinos y las organizaciones es una característica de esta gestion de espiritu gerenciador.

Estos encuentros quincenales eran la unica instancia de participacion entre la ciudadania y nuestras autoridades. Ante este clara demostracion de soberbia no nos queda otra salida que concurrir nuevamente de manera sistematica ante la justicia para reclamar por las demoliciones clandestinas (que tenemos certificadas y presentadas al ejecutivo), los permisos para la construccion de edificios de altura en la zona rezonificada por la Legislatura, el levantamiento de adoquines y varios otros temas de importancia para nuestro barrio. Que despues no nos culpen de judicializar el planeamiento urbano. Ya que esta medida es fruto de las mentiras (showroom de Caputo), la descortesía y desprecio hacia los vecinos (3 faltazos y suspension por parte del ejecutivo), la incapacidad para encarar la agenda de reclamos vecinales, el intento de copar las reuniones con "vecinos" muy amigos de los funcionarios y la sistematica metodología de patearlo para adelante y no dar solucion real alguna.


Lic. Gustavo Desplats

Proto Comuna Caballito

sábado, noviembre 08, 2008

CRONICA DE UN DERRUMBE ANUNCIADO

MANIFESTACIÓN DE ORGANIZACIONES
Y VECINOS DE DISTINTOS BARRIOS DE LA CIUDAD

SÁBADO 8/11 A LAS 14 HS,

EN OLLEROS 3566

(ENTRE ALVAREZ THOMAS Y AV. CORDOBA).

 

DENUNCIAMOS ANTE LA OPINIÓN PÚBLICA Y LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN LA SITUACIÓN DRAMÁTICA QUE ESTÁ PADECIENDO LA VECINA ELENA PANELLA, CUYA VIVIENDA ESTÁ SIENDO AFECTADA, CON GRAVE PELIGRO DE DERRUMBE, POR LA CONSTRUCCIÓN DE UN EDIFICIO QUE ESTÁN REALIZANDO EN EL LOTE LINDERO.
LA VECINA REALIZÓ VARIAS DENUNCIAS ANTE LAS AUTORIDADES CORRESPONDIENTES DEL GOBIERNO DE LA CIUDAD Y NINGUNA TUVO UN RESULTADO SATISFACTORIO.

Auge de construcción amenaza identidad de Buenos Aires

Por Karina Grazina

BUENOS AIRES, nov 7 (Reuters) - Los altos y modernos edificios que emergieron en años recientes en la ciudad de Buenos Aires ostentan el fuerte crecimiento económico que vivió Argentina en el último lustro.

Pero para muchos vecinos son la evidencia de la destrucción de gran parte del patrimonio histórico de la ciudad, en manos de empresarios que sólo buscan hacer buenos negocios.

"Día a día está desapareciendo la historia, la cultura, la tradición, eso que nos da nuestra identidad", dijo Gustavo Desplats, que vive en una casa en Caballito, uno de los barrios más tradicionales de Buenos Aires, y lidera un grupo que protesta contra el avance de las grandes torres.

"Nosotros somos porteños (nacidos en la ciudad de Buenos Aires) por transitar una ciudad que tiene unas características especiales y con esto estamos perdiendo nuestra alma", agregó.

Desplats vive en una casa de estilo Tudor que construyó su bisabuelo a principios del siglo XIX. Quedó encerrada entre dos edificios, como muchas otras de la zona.

"Este es el botón de muestra de lo que está pasando en cada manzana de Caballito. Caballito tiene 357 manzanas aproximadamente, en cada manzana se construyeron por lo menos dos edificios", explica Desplats, mientras mira por la ventana de su casa, desde donde antes sólo veía cielo.

La construcción creció con fuerza desde el 2003, mientras la economía se expandía a tasas superiores al 8,5 por ciento anual.

Entre enero y septiembre creció un 7,6 por ciento, en comparación con el mismo período del año anterior.

Buenos Aires autorizó en la última década la construcción de 2,5 millones de metros cuadrados por año. Los críticos del desarrollo arquitectónico de la ciudad dicen que las nuevas edificaciones están avanzando desmesuradamente y que Buenos Aires está a expensas de la codicia de los inversores.

"El dinero encausado a la ganancia va llenando de edificios la ciudad. Los que proyectan no son arquitectos sino los 'brokers' inmobiliarios", dijo el arquitecto y escritor Rodolfo Livingston.

Pero el Gobierno de Buenos Aires asegura que busca un equilibrio: preservar la ciudad pero sin paralizarla.

"Queremos rescatar la esencia de la ciudad y conservarla, lo que no quiere decir congelar la ciudad, congelar todo. Pero sí que los cambios y las transformaciones no sean traumáticos", dijo Mónica Giglio, consejera del Plan Urbano Ambiental del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

CADA VEZ MENOS EUROPEA

En los últimos dos años se multiplicaron las protestas de vecinos contra las grandes torres y, como en Caballito, en muchos barrios se formaron agrupaciones vecinales para concretar acciones de reclamo.

"Buenos Aires recién ahora empieza a tener edad como para valorar esto. No tenemos arquitectura muy antigua nosotros como ciudad", explicó Antonio Ledesma, director general de Interpretación Urbanística del Gobierno de la Ciudad.

"En Europa, este proceso se dio mucho antes. Hace apenas 30 años acá había edificios de 50 años, que eran muy contemporáneos y la gente los tomaba como una cosa muy cercana. Ahora que esos edificios tienen 80 años se empiezan a valorar", agregó.

Buenos Aires siempre fue conocida por ser "un pedazo de Europa en Sudamérica", por la gran cantidad de construcciones de arquitectura española, italiana, inglesa y francesa.

En las distintas partes de la ciudad pueden reconocerse huellas de las distintas tendencias arquitectónicas que predominaron en las sucesivas épocas, según las influencias.

El casco histórico se encuentra en los barrios de San Telmo y Monserrat y se convirtió en los últimos años en uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad.

"En Buenos Aires quedan muy pocos edificios de la colonia española. San Telmo se salvó milagrosamente. Le Corbusier quería tirarlo para hacer torres. No le interesaban mucho los humanos", dijo Livingston.

El arquitecto suizo, nacionalizado francés, Le Corbusier, uno de los proyectistas con mayor influencia en siglo XIX, fue a Buenos Aires en 1929 para dar una serie de conferencias y dejó su sello en el desarrollo local.

Desplats y tantos otros vecinos desafían el mandato de Le Corbusier y aseguran que no se van a mover del barrio.

"Vivimos acá hace más de 130 años. Esta casa fue hecha por mi familia, para mi familia. Obviamente Caballito no es lo que fue y no lo va a volver a ser, pero eso no me ha hecho por ningún motivo pensar en mudarme. Por eso nuestra lucha es tratar de cambiar este modelo", dijo Desplats.

"Haremos todo lo posible por subsistir", agregó.

(Reporte de Karina Grazina, buenosaires.newsroom@reuters.com; +54 11 4510-2530; Reuters Messaging: karina.grazina.reuters.com@reuters.net; editado por Paulina Modiano, Mesa de Edición en español, +562 437 4406))

REUTERS KG PM