miércoles, abril 13, 2011

Derrumbe en una obra en construcción en Palermo: cayó una pared y hay tres obreros heridos




En ocho meses, sólo por causa de derrumbes se registraron en la ciudad de Buenos Aires al menos 6 muertos y 25 heridos entre obreros y vecinos, en cinco edificios en construcción o linderos a obras en curso.

"No sabemos qué es lo que falló, pero algo falló" dijo a Télam hoy un vecino desde la vereda de enfrente de Lafinour 3053, mientras mostraba una fotografía del derrumbe en la obra, cuya construcción comenzó hace dos meses.

La foto, tomada desde el último piso de su casa, muestra una pared de ladrillos huecos desplomada en el lugar donde trabajaban catorce obreros de la empresa RG Roitenberg Asociados.

Tres de esos hombres sufrieron los cascotazos y uno, el más joven, se tiró del andamio para evitar los golpes, pero el salto también le provocó lesiones, informó a Télam el comisario de la seccional 53, Alejandro Gemino.

El derrumbe ocurrió a las 10 y, en un principio, generó alarma entre los vecinos más próximos al edificio, debido al estruendo y a los gritos de los obreros que se encontraban en el lugar, al que acudieron dos ambulancias del SAME, una dotación de bomberos y patrulleros de la Policía Federal y la Metropolitana.

El encargado de la ejecución estructural de la obra, Gastón Castiglione, dijo a C5N que se "trató de una contingencia" y que este tipo de cosas pueden pasar cuando uno "mete mano" a una obra, como en este caso.

El responsable de la edificación sostuvo que "el derrumbe se produjo al encontrar que la medianera, en vez de ser un placa de 30 centímetros, eran dos láminas de 15" y descartó que haya ocurrido por "negligencia".

Desde Protocomuna Caballito y Red Verde, organizaciones vecinales que trabajan en temas ambientales de la ciudad, Gustavo Desplats dijo a Télam que "el modelo constructivo del gobierno porteño busca, a cualquier precio, maximizar la rentabilidad de los emprendimientos bajando costos y, por ende, poniendo en riesgo - principalmente- la vida de los obreros de la construcción".

Esta vez, el desplome de una medianera causó politraumatismos a tres hombres de 24, 40 y 30 años, quienes fueron trasladados a los hospitales Fernández y Rivadavia para su atención.

"Un derrumbe no es una contingencia posible si se hacen las cosas bien", señaló Desplats.

También apuntó que "existe un decreto (el 220/07) que obliga a cumplir con una serie de requisitos para dar el final de obra y que, de cumplirse, no hubiera ocurrido la tragedia del gimnasio de Villa Urquiza, por ejemplo, donde el año pasado murieron tres jóvenes".

En ese caso, el derrumbe afectó el gimnasio de la calle Mendoza 5030, donde murieron tres personas que estaban entrenando, y se debió a una profunda excavación en el terreno lindero.

Un mes después, dos jóvenes de 20 y 21 años murieron y otras 25 personas sufrieron heridas al caer un entrepiso de un salón de fiestas en Scalabrini Ortiz 1638, también en Palermo.

En enero de 2011 murió un obrero en la obra de Lacarra y Riestra (Villa Soldati), al quedar atrapado en una zanja que se desmoronó por las vibraciones de un tractor que operaba en el lugar.

Y el 12 de febrero último, una grúa de 35 metros de alto y 60 toneladas de peso cayó sobre cuatro edificios y causó serios daños a varias propiedades, pero no se registraron víctimas.

1 comentario:

lidia dijo...

los felicito por los logros,en mi cuadra
remedios de escalada entre espinosa y cucha cucha,ya van por la tercera torre,una tiene pileta,
y ahora con lo de la av.juan b.justo
sacaron el adoquin,y es la tercera vez que rompen el asfalto,por el bus
igual que av.san martin,más de tres veces,cuanto se podria ahorrar
lidia