viernes, septiembre 28, 2012

Vecinos del Parque Centenario resisten las rejas y acampan


Distintas agrupaciones de Caballito se oponen al cercado de 10 hectáreas del espacio verde, tal como quiere la Ciudad “por la inseguridad y el vandalismo”. Un grupo de gente acampa en el parque y junta firmas.
PorCRISTIAN DEFEO

El Parque Centenario quedó en medio de una disputa. El Gobierno porteño intentó empezar a colocar rejas en el perímetro, tal como ya hizo en otros 71 espacios verdes porteños, y un grupo de personas del barrio se opuso a la instalación. Y es una oposición férrea. De hecho, se encuentran acampando en el lugar para que el Centenario no quede cercado y el fin de semana realizarán un festival para dar a conocer el tema.

“Vinieron el miércoles a enrejar el parque y cuando se empezó a correr la voz la gente se opuso junto a los feriantes. Hoy (por ayer) pasó lo mismo: llegaron con igual intención y no se los dejó. Hay compañeros que se van a quedar acampando. Además, se están juntando firmas”, relató a La Razón Gustavo Torchinsky, de la Asociación Voluntarios del Parque Centenario. El plan de lucha que plantea es en contra del proyecto del Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad, que busca cercar unas 10 hectáreas del pulmón verde diseñado por el paisajista Carlos Thays e inaugurado en 1910. “Se han tenido en cuenta los reiterados reclamos por inseguridad. Hay una gran cantidad de gente que está de acuerdo y otros no tanto”, reconocieron desde la cartera que conduce Diego Santilli. Sin embargo, tanto la asociación mencionada como otras agrupaciones vecinales (SOS Caballito y Protocomuna Caballito) creen que “en ningún caso la medida brindará más seguridad”. “Se limita el espacio público para la gente. En el Parque Rivadavia, por ejemplo, cualquiera puede ver cómo los vecinos, desde que lo enrejaron, se tienen que juntar por la noche a tomar mate en las escalinatas, del lado de afuera”, ejemplificó Gustavo Desplats, de Protocomuna. Y agregó que “si buscan vigilancia que pongan patrulleros en la zona y efectivos”.

El Ministerio plantea las rejas en el parque (estará cerrado por la noche) junto a otras modificaciones: reubicación de los feriantes que ocupan los fines de semana la calle Díaz Vélez, creación de un nuevo espacio para la feria de libros, liberación del entorno del parque para la realización de actividades físicas de los vecinos y optimización de plazoletas que hoy están abandonadas. “Buscamos potenciar la feria de libros, que es histórica, y respetar al resto de los puesteros para que todos convivan en armonía”, explicó el ministro Santilli.

1 comentario:

María Victoria dijo...

Actualmente vivo en un depto que alquilo en Buenos Aires que queda muy cerca del Parque Centenario, así que realmente espero, deseo que se lleve a cabo todo lo necesario como para los vecinos, y por el bienestar de uno de los lugares mas bonitos para ir a pasear